Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

 

cuaresma-1-.png28Por la fe celebró la Pascua y la aspersión de la sangre, para que el que destruía a los primogénitos no los tocara a ellos. Hebreos 11:28

La Pascua.

La pascua es una fiesta judía, en la cual se celebra la liberación de Israel de la esclavitud a la que estaba sometida en Egipto; pero en su sentido más profundo es la celebración de la liberación del castigo del justo juicio que Dios llevo a cabo en la tierra de Egipto, y esto porque Dios le concedió al pueblo que presentase un sustituto, un sacrificio sustitutivo en lugar de ellos.

En el tiempo presente Jesús es nuestra pascua. Jesús es el sustituto que recibe sobre si el castigo por nuestros pecados. En el justo juicio de Dios en el tiempo presente y final, nosotros seremos librados por la sangre del cordero.

La señal de la sangre

La sangre fue por señal para Dios de fe y obediencia.

En el tiempo presente, la sangre de Cristo es en cierta forma una expresión espiritual, por tanto solo es visible cuando por medio de la fe y la obediencia nosotros la mostramos. Quien dice tener fe pero no obedece a Cristo entonces su fe es dada por falsa e inmadura, en mejor de los casos.

Libres de la muerte

La muerte tiene dos connotaciones una física y una espiritual.

La muerte física se refiere a cuando el alma y espíritu se separen de nuestro cuerpo. Y la espiritual se refiere a estar separado de Dios.

De ambas nos libra Dios, porque, ciertamente, el cuerpo morirá, pero esto será temporal puesto que nuestro cuerpo resucitará.

En cuanto a la muerte espiritual, los seguidores de Jesús, en espíritu y en verdad, Dios ya nos ha dado vida, es decir, ya no estamos más separados de Él por el pecado, a partir de este tiempo y por la eternidad estaremos junto a Él, unidos a Él por medio de Su Hijo Jesucristo.

La tierra recibirá su justo juicio

Llegará el día en que todo hombre de toda lengua y nación estén frente a Dios rindiendo cuentas por su fe y por sus obras. No hay quien pueda escapar de este.

 

No contaminarnos con el mundo

La masa no fermentada de la pascua se refiere a que los días del hombre son cortos en la tierra y en este tiempo no debe contaminarse con las cosas del mundo. Entendemos que vivimos en el mundo pero que no somos del mundo. En múltiples ocasiones alcanzaremos buen nombre entre los del mundo, y seremos enriquecidos por ellos, sin embargo no debemos tender lazos con ellos que nos hagan convertir a ellos más bien debemos tender lazos que los conviertan a ellos para Cristo.

Emigdio Sumosa P.

Compartir este post

Repost 0