Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog



Vestíos del Señor Jesucristo y no satisfagáis los deseos de la carne. Romanos 13:14

Vestirse del Señor Jesucristo es la invitación que nos hace Dios de ser como Jesús, en su personalidad y carácter, o sea, obediente, santo, humilde,…

Para poder ser como Jesús debemos tomar la decisión de:

  • Reconocer la condición de pecador.
  • Recibir a Jesús como Señor.
  • Renovar su mente con la Palabra de Dios. 
  • Obedecer a Dios conforme al consejo de Su Palabra.
  • Cambiar su forma de vivir.

 

No satisfacer los deseos de la carne es la petición de Dios de no vivir conforme a nuestros deseos carnales pecaminosos; deseos de los ojos, deseos de los oídos, deseos del cuerpo, deseos de la boca, deseos de nuestra mente, que vallan contrarios a la voluntad y mandamientos de Dios.

Ojos: Pornografía, sensualidad, vanidad

Oídos: Chisme, vulgaridad, doble sentido, lo mundano.

Cuerpo: sexo, licor, estimulantes adictivos.

Boca: Glotonería, murmuración, lo mundano.

Mente: pensamientos de maldad, autodestrucción.

 

Para no satisfacer los deseos de nuestra naturaleza pecadora debemos:

-Combatir con los deseos de la carne; puesto que por la libertad que nos da el Señorío de Cristo, no estamos obligados, ni sometidos a los deseos de la carne.

-Formar nuevos caminos en nuestra mente. Nuevos gustos, nuevas costumbres, nuevas actividades en Cristo Jesús. La iglesia es un apoyo fehaciente en este propósito.

-Cerrar los viejos caminos en nuestra mente. No seguir en las malas costumbres, en las malas conversaciones, en los malos pensamientos, en las malas acciones, aún, malas amistades

 

Emigdio Sumosa P.

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: