Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras, no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.
Hebreos 10:24


Cuando nos congregamos estamos considerando en primera instancia a nuestro Señor Jesucristo. Reconocemos Su autoridad y Señorío en nuestras vidas obedeciéndole en Su mandato de congregarnos para rendirle culto.

Cuando no nos congregamos, pudiendo hacerlo, no estamos considerando el Señorío de Jesús,
pues, hacemos a un lado Su mandato; mandato escrito aún en los 10 mandamientos (Éxodo 20) al mismo nivel de importancia de los otros nueve tales como: No matar, no robar…

Cuando no nos congregamos pudiéndolo hacer, desestimamos el amor de Dios, el cual dispone una bendición especial para ti en cada reunión y desestimamos la bendición misma. En ocasiones, durante toda la semana nos levantamos temprano para cumplir compromisos sociales, pero el día de congregarnos algunos no se esfuerzan por cumplir su compromiso con Dios. El amor a Dios y nuestra entrega a Su señorío no se demuestra solo con palabras, ¡ se debe demostrar con hechos !

Dios , siendo Dios, descanso un día después de haberlo creado todo. Esto no fue porque estuviese cansado, con pereza o porque no tuviese más nada que hacer; fue exclusivamente para dejar ejemplo que si Él siendo Dios pudo descansar un día, nosotros también podemos ( y debemos) Descansar y congregarnnos, dejándonos así, sin excusa.


Cuando no nos congregamos desestimamos a nuestros hermanos, no valoramos el aporte que estos pueden hacer a nuestra vidas, menospreciamos servirles, desestimamos el esfuerzo que muchos hacen para llevarnos canticos que eleven nuestro espíritu a la presencia del Señor; desestimamos la preparación que algunos miembros hacen en el cumplimiento de sus compromisos congregacionales, desestimamos la preparación del pastor y de los predicadores que buscan la guía de Dios para llevarnos Palabra de edificación de acuerdo a nuestras necesidades.

No dejemos de congregarnos como algunos tienen por costumbre, por el contrario valoremos a nuestro Dios y a nuestros hermanos, así los estimularemos al amor, porque triste es cuando alguien se esfuerza demostrando su amor y no es correspondido; esto es causa que el amor en los hermanos se enfríe.

¿Eres fiel al mandato de Dios congregándote?
¿Le demuestras tu estima a Dios con hechos?
¿Valoras el esfuerzo de tus hermanos, que te demuestran su amor sirviéndote?


Emigdio Sumosa P.

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: